Coronacion holanda online dating

05-Jun-2017 02:02

Conquistamos lejanas selvas, atravesamos procelosos mares, dominamos mundos inaccesibles, derrotamos a poderosos imperios, reconquistamos durante siglos nuestros solares a la morisma, humillamos al invencible Napolen, arrasamos la revolucin roja como nadie haba hecho hasta entonces para acabar as: siendo carne de can para el Club Bilderberg, esclavos del NOM, siervos del globalismo, borregos que los gerifaltes mundialistas sacrificarn a placer.Si una imagen vale ms que mil palabras, una imagen de Quino ―creador de Mafalda― es la mejor ilustracin para la Espaa cobarde de hoy: un plutcrata de manos ensortijadas y habano en la boca discurre por una calle, de pie en su impresionante descapotable, arrojando chupetes a una poblacin que se arrodilla ante l con la boca llena de baba aduladora, con ojos de cordero degollado, mientras pugna por hacerse con uno de aquellos regalitos.Las primarias han sido tan slo el pretexto para la desestabilizacin de Espaa, la burda coartada de una organizacin poltica que, junto con otras emparentadas ideolgicamente, ya nos aboc a una guerra civil hace 81 aos.No voy a perder el tiempo ni se lo har perder a ustedes concibiendo falsas esperanzas respecto a la redencin moral de los socialistas.

El NOM lo ha tenido fcil, pues bastaba resucitar a estos milicianos insepultos, a estos aliens venidos de un malfico planeta rojo, hacindoles agitar banderas separatistas, regurgitando cantonalismos en la nacin de naciones, en el pas de pases; era suficiente con conjurar en noches de espiritismo al fantasma de Buenaventura Durruti, de Largo Caballero, de Andreu Nin con invocar en aquelarres dantescos el guerracivilismo rencoroso de los perdedores.Claro, ya no queman conventos e iglesias, ya no violan monjas estos ataques de ahora de las luciferinas turbas de la ultraizquierda son chiquilladas de nios traviesos, como dicen algunos obispos, mientras oponen a sus fechoras anticatlicas un feroz #respetamife.Callan las mayoras silenciosas ―indiferentes y cobardes―, con un ominoso silencio de los corderos, consumiendo sus vidas entre la telemierda y los lavados de cerebro estilo NOM de la Sexta, entre terrazas cerveceras y consumismo devastador.Si, Espaa, que viviste un sueo y ahora despiertas en una pesadilla Espaa, Titanic a la deriva, en plena zozobra despus de chocar contra el Ice-Bilderberg, mientras una banda de perroflautas canta impertrrita La Internacional, sabedores de que estn a punto de mandar a la glida mar ocana a los que le ganaron la guerra.Fotograma de Infierno de cobardes, el legendario film protagonizado por Clint Eastwood.

El NOM lo ha tenido fcil, pues bastaba resucitar a estos milicianos insepultos, a estos aliens venidos de un malfico planeta rojo, hacindoles agitar banderas separatistas, regurgitando cantonalismos en la nacin de naciones, en el pas de pases; era suficiente con conjurar en noches de espiritismo al fantasma de Buenaventura Durruti, de Largo Caballero, de Andreu Nin con invocar en aquelarres dantescos el guerracivilismo rencoroso de los perdedores.Claro, ya no queman conventos e iglesias, ya no violan monjas estos ataques de ahora de las luciferinas turbas de la ultraizquierda son chiquilladas de nios traviesos, como dicen algunos obispos, mientras oponen a sus fechoras anticatlicas un feroz #respetamife.Callan las mayoras silenciosas ―indiferentes y cobardes―, con un ominoso silencio de los corderos, consumiendo sus vidas entre la telemierda y los lavados de cerebro estilo NOM de la Sexta, entre terrazas cerveceras y consumismo devastador.Si, Espaa, que viviste un sueo y ahora despiertas en una pesadilla Espaa, Titanic a la deriva, en plena zozobra despus de chocar contra el Ice-Bilderberg, mientras una banda de perroflautas canta impertrrita La Internacional, sabedores de que estn a punto de mandar a la glida mar ocana a los que le ganaron la guerra.Fotograma de Infierno de cobardes, el legendario film protagonizado por Clint Eastwood.Vendidos al Club Bilderberg, qu se poda esperar de ellos?